viernes, 12 de febrero de 2016

Debiste

Debiste dejar de creer
en abismos
insondables
dibujados en mi espalda
o en tus brazos
con aquel cuchillo
con el que sueles rebanar el pan
y también tus sentidos.

Debiste dejarme creer en fantasmas
animarme a ver más allá de los sentidos
debiste desistir
mucho antes que yo pueda comenzar
                      a gritar
a rasguñar tus piedras maldicientes.

Debiste despertarme
y no dejarme soñar
apagar ese incendio
al primer grito
sin dolor
sin corazón en tu abdomen
que se interponga entre tu dolor y el mío
debiste callar
en lugar de preguntar
mis secretos
           -ahora revelados-
debiste decir adiós, en lugar de aquel hola.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Debiste despertarme y no dejarme soñar

kuinzito dijo...

Debiste decirme que quizá soñabas

Anónimo dijo...


Debiste dejarme en mi ilusion
De la que nunca quise despertar
Pues al menos vivia con pasion

Unknown dijo...

Debiste a ver detenido desde el principio este amor q cada día crece
Debiste hacer que entienda q era un peligro
Debiste solo dejar me morir

Unknown dijo...

Solo de viste entenderme

kuinzito dijo...

Debiste, debiste...
Debí (mos) hacer muchas cosas, sabes?